Josué Hinojosa.- Los Tiempos | Santa Cruz.- El presidente de la Asociación de Avicultores de Pollos Parrilleros (Avipar), Winston Ortiz, informó ayer que las guías de movimiento que implementó el Servicio Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) no tuvo los resultados que el sector esperaba porque no se alcanzó la reducción de 4 millones de pollos por mes como estaba previsto.

Según Ortiz, la guía de movimiento que funciona a través de un sistema informático controlado por el Senasag tiene la función de controlar y evitar que las incubadoras distribuyan pollito bebé a granjas que no cuentan con un registro sanitario, sin embargo, considera que esto no está sucediendo por las limitaciones logísticas del Senasag.

No obstante, los productores de Cochabamba afirman que todavía no se puede hacer una evaluación de los efectos de la guía, puesto que no han pasado ni 30 días desde su implementación. El presidente de la Asociación de Avicultores de Cochabamba, Willy Soria, considera que la guía de movimiento se encuentra en una etapa experimental porque en algunas zonas de este departamento se implementó hace poco más de una semana. Sin embargo, dijo que hoy sostendrá una reunión con funcionarios del Senasag para evaluar los resultados previos de la misma.

La inadecuada distribución de los vehículos con los que cuenta el Senasag es el principal motivo para que la venta de pollito bebé a granjas no registradas continúe vigente.

La distribución de pollito bebé a granjas clandestinas deriva en la sobreproducción de pollo, algo que se busca terminar con la puesta en marcha de la guía de movimiento que, según los cálculos coordinados con el Senasag, estabilizaría la producción nacional en 16 millones de pollos mensuales, es decir, un equivalente al consumo interno. Sin embargo, Ortiz lamenta que la producción continúa en 20 millones.

Esta sobreproducción implica que, en el caso de Santa Cruz, los avicultores continúen comercializando su producto por debajo del costo de producción. Según el presidente de Avipar, los productores venden a 8 bolivianos el kilo de pollo, pero el costo de producción de esa misma cantidad es de 6,65.

Ortiz agregó que, por este motivo, las asociaciones de Santa Cruz, Cochabamba, Sucre y Tarija sostendrán en los próximos días una reunión para evaluar los resultados de la guía de movimiento y las observaciones al trabajo del Senasag, institución que deberá resolver esos aspectos de manera inmediata. Los productores del oriente amenazan con iniciar medidas de presión y bloqueo de camiones que pretendan trasladar pollito bebé desde Santa Cruz hacia el interior del país.

EXPORTACIÓN

El presidente de la Asociación de Avicultores de Pollos Parrilleros (Avipar), Winston Ortiz, lamentó que las autoridades de gobierno no hubieran mostrado el suficiente interés para abordar la posibilidad de exportar carne de pollo a países que cuentan con el mismo estatus sanitario que Bolivia.

Añadió que esos países están interesados en 5 millones de pollos que se constituyen en el excedente mensual.